sábado, agosto 13, 2011

Comentario sobre el libro de control motor y aprendizaje motor de Schmidt y Lee

Un buen número de las entradas más recientes en este blog han presentado temas relacionados con el comportamiento motor, y para redactar prácticamente todas ellas he consultado el libro Motor Control and Learning: A Behavioral Emphasis (5ta. ed., 2011) de Richard Schmidt y Timothy Lee, ya sea como la única fuente o como parte de un conjunto de fuentes. Dada su utilidad, hoy quiero tomarme el tiempo de hacer un comentario sobre ese libro.

Aunque hasta el momento he leído únicamente tres cuartos del libro de Schmidt y Lee, francamente no pienso que el resto de la obra modifique mi apreciación sobre ella. Empezaré por decir que estoy absolutamente impresionado por este libro. Antes de comprarla, yo sabía que esta obra es considerada un clásico en el campo del comportamiento motor (no por nada está ya en su quinta edición) y que Richard Schmidt es visto como una figura muy importante en ese campo; ahora entiendo plenamente los motivos para estas dos apreciaciones.

En el caso particular del libro, he podido constatar directamente, posiblemente más que en cualquier otro libro que yo haya leído sobre cualquier tema, la forma en la que se ha empleado la investigación científica para entender cómo funciona el cuerpo humano; en este caso, para elucidar cómo el ser humano controla su movimiento y aprende a moverse. Párrafo tras párrafo, Schmidt y Lee discuten los estudios que se han realizado y publicado, durante los últimos 130 años en diferentes partes del mundo, en torno a cada aspecto y detalle que tiene que ver con el control y aprendizaje del movimiento humano, analizando, comparando y contrastando los estudios, mencionando los méritos y defectos de cada uno, y juntando todas las piezas disponibles para llegar a una conclusión que refleja el conocimiento científico actual sobre el tema. No sorprende, entonces, que en esta obra de 590 páginas y 14 capítulos, cerca de 60 páginas al final del libro (más o menos 10% del total) estén dedicadas a la enumeración de aproximadamente 2000 referencias (es decir, 140 por capítulo, en promedio).

Hay que destacar también la relevancia de la información presentada y la claridad con la que se presenta. En múltiples ocasiones, al leer un párrafo o sección he podido imaginar o visualizar la aplicación que tendría lo expuesto en algún campo relacionado con el movimiento humano (por ejemplo, el deporte o la ergonomía), solo para descubrir que el libro confirmaba mis sospechas a párrafo seguido. Al mismo tiempo, aunque es cierto que con tanta minuciosidad la lectura a veces puede ser un poco densa, los autores hacen el mejor esfuerzo por exponer la información de una forma progresiva y digerible para el lector, sin requerir que éste tenga conocimientos avanzados sobre el movimiento humano. Y, finalmente, debo decir que los múltiples estudios mencionados en el libro me han dejado asombrado, como nunca, por el ingenio y la creatividad de los investigadores para idear experimentos que den pistas sobre tal o cual característica del movimiento humano. Mientras leía el libro, ¡inclusive a mí se me ocurrían otros experimentos!

Este libro sobre control motor y aprendizaje motor es apropiado para ti si tienes un interés científico por el movimiento humano y quieres enterarte de cada detalle del mismo; en este sentido, este libro es ideal si estudias kinesiología (como la conciben en Norteamérica, claro está). Sin embargo, no esperes una cobertura de la neuroanatomía, la neurofisiología o de la patología; si te interesa esto último, y también una cobertura de aplicaciones específicas del control motor en la terapia física, el libro de Shumway-Cook y Woollacottpuede ser un fabuloso complemento. Evidentemente, si te interesa un libro sobre el desarrollo motor, tendrás que explorar otra gama de recursos, entre los cuales este libro de Haywood y Gretchenpuede ser una buena opción.

En esta página del sitio web de Human Kinetics encuentras la descripción del libro de Schmidt y Lee (incluyendo su tabla de contenidos); mediante esa página puedes adquirir a un buen precio la versión digital del libro (acá explico en qué consiste esto). Por otro lado, en Amazon.comencuentras el mejor precio para la versión impresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada