martes, abril 20, 2010

Física conceptual para los que no somos físicos

Un buen día, hace mucho tiempo, cuando ni siquiera pensaba en qué iba a hacer de mi vida --si estudiaría música, ingeniería, diplomacia, negocios, medicina, terapia física, etc.--, apareció en mi casa un libro de física de pasta azul que me llamó mucho la atención. Recuerdo haber leído unas cuantas de sus páginas, visto las ilustraciones (que en realidad eran caricaturas) y haber entendido lo que el libro exponía en su estilo particular, que era mucho más narrativo que matemático. Más tarde, en los últimos años de secundaria, la física que estudiamos tenía un gran componente matemático, lo que yo francamente no apreciaba, y que logró apartar a la física de mi mente.

Apenas cuando me empecé a interesar por la biomecánica en particular, y por la aplicación de la física a la terapia física en general (por ejemplo, cuando estudiábamos los agentes físicos como la electricidad y la luz), recordé que en algún lugar de mi casa debía estar aquel libro de pasta azul, el cual probablemente me ayudaría a entender varias nociones de física que yo quería comprender. Lo busqué sin éxito por mucho tiempo, hasta que hace apenas unas semanas lo encontré en una estantería de la casa de mi hermano.

Ahora sé a ciencia cierta que el libro se llama "Conceptos de Física" y que su autor es Paul Hewitt. En Internet descubrí que Pearson Educación ha publicado la 10ma edición en español, mientras que Addison-Wesley ha publicado recientemente la 11ma edición en inglés. Definitivamente tengo que conseguir cualquiera de las dos ediciones, pero mientras eso sucede, te cuento que en el sitio web de Pearson Educación puedes encontrar un poco más de información sobre el libro. En estotra página, también de Pearson, encuentras el nombre de usuario y la clave que te sirven para ingresar al sitio web (companion website) que acompaña a la edición en inglésdel libro, donde hallarás decenas de videos (entre otras cosas), en los cuales el autor explica cómo los conceptos de la física se aplican en la vida diaria, demostrándolos mediante acontecimientos y objetos cotidianos. Las explicaciones del autor sobre la inercia, por ejemplo, son muy gráficas, comprensibles y hasta entretenidas.

Así que si te interesa la física, pero no eres físico y te ahuyentan las matemáticas, ya sabes a qué recurso puedes recurrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada