miércoles, marzo 18, 2009

¿Qué es el dolor?

Los terapeutas físicos trabajamos cotidianamente con el dolor músculo-esquelético y de otros orígenes. Por esta razón, aparte de saber cómo tratarlo (cuando nos compete), los terapeutas físicos debemos saber muchas cosas acerca del dolor: qué es, cómo se genera, cómo se recepta, cómo se transmite, cómo se percibe, etc. Empecemos simplemente con la definición del dolor.

Sin duda todas las personas hemos sentido dolor en algún momento y podríamos formular una definición del dolor basadas en nuestras experiencias, utilizando palabras sencillas. Sin embargo, los profesionales deberíamos manejar, como es natural, una definición del dolor que sea más formal y precisa.

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain, IASP) define al dolor de esta forma:
Una experiencia sensorial y emocional no placentera asociada con daño tisular real o potencial, o descrita en términos de tal daño.
Esta definición del dolor, acompañada por una explicación (descomposición) detallada, se puede encontrar en esta página de la IASP. Allí se encuentran definiciones de otros términos asociados con el dolor, entre ellos alodinia, analgesia, hiperalgesia y nociceptor.

Aparte de esto, algunas de las cosas que los terapeutas físicos deberíamos saber y entender sobre el dolor son:
  • Las dimensiones del dolor propuestas por Melzack y Casey: sensorial-discriminativa, motivacional-afectiva y cognitiva-evaluativa.
  • Tipos de dolor: agudo y crónico.
  • Cómo se estudia al dolor, incluyendo los modelos animales de la nocicepción.
  • La neurobiología del dolor: recepción, transmisión, modulación, facilitación, inhibición, neurotransmisores, etc.
  • La teoría de la compuerta del dolor de Melzack y Wall.
  • El sistema opioide endógeno.
  • El tratamiento del dolor: farmacológico (para estar informados) y no-farmacológico (para emplearlo).
  • Cómo evaluar la naturaleza y severidad del dolor.
Yo pienso que el dolor es un tema tan importante para los terapeutas físicos que debería recibir atención especial en nuestros programas de estudio. En mi opinión, la cobertura del dolor idealmente debería ser más extensa que aquella que se recibe en los cursos de anatomía y fisiología; incluso podría llegar a ser una materia por sí misma. Fue interesante descubrir que la IASP ha delineado un currículo de lo que un curso sobre el dolor debería cubrir para las carreras de terapia física y terapia ocupacional (la lista de temas es mucho más extensa que la que yo doy). Asimismo, fue interesante enterarme de que existe un capítulo de la IASP en el Ecuador y que también hay capítulos de la IASP en muchos otros países de Latinoamérica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada