martes, agosto 12, 2008

¡Esos brazos no podrían ser más naturales!

Lo que sigue es un intermedio en la programación cultural normal.

Se trata de evidencia de lo que una combinación de físicoculturismo, esteroides anabólicos androgénicos e implantes inyectables (Synthol) pueden conseguir:




Su nombre es Greg Valentino. También conocido como "el hombre más odiado del físicoculturismo", es toda una leyenda en Internet. Si quieres enterarte de su experiencia cercana a la muerte, ocasionada por infecciones iniciadas por inyecciones autoadministradas y por intentos de realizar autocirugía para drenarlas, una búsqueda rápida en Google te presentará hasta documentales sobre su historia.

Lo único que agregaré es que supe de esto hace años y que, al volver a ver las fotos hoy, aún no puedo creerlo.

3 comentarios:

  1. Que brazos más asquerosos... Waaaaaaa XD

    ResponderEliminar
  2. de pana..!! Que asco..!!! y lo peor es q se sienten orgullosos de eso..!! Wakala..!! :S

    ResponderEliminar