sábado, abril 25, 2009

Ser un "trabajador" o ser un "pro"

Una discusión clásica en todos los campos en los que se desenvuelve el ser humano tiene que ver con qué significa ser un "profesional". Si alguien se dedica a un oficio, y vive de ello, ¿se puede decir automáticamente que esa persona es un "profesional" de su campo? ¿O ser un "profesional" involucra más cosas que simplemente desempeñarse en un trabajo?

A mí me gusta la palabra "pro" en la forma en la que la usan quienes hablan inglés. A pesar de que "pro" en ese idioma es simplemente una contracción de "professional", por la forma en la que es utilizada, para mí "pro" resulta ser mucho más elocuente y descriptiva.

Cuando los que hablan inglés dicen algo como "He's a pro" o "She's a real pro" yo percibo que quieren expresar que el trabajo de esa persona (terapeuta físico, deportista, cocinero, músico, carpintero, piloto de avión, etc.) demuestra una calidad evidentemente superior a la que exhibe el trabajo que realizan otras personas. Un "pro" es alguien que le ha dedicado tanto tiempo y esfuerzo a algo que ha acumulado tal cantidad de conocimiento, experiencia y habilidad, que se distingue claramente de la mayoría de personas en esa actividad en particular. Un "pro" es alguien que domina un tema; es alguien a quien uno acudiría cuando quiere solucionar un problema complicado que otras personas difícilmente podrían resolver. Un "pro" es alguien que tiene un compromiso con su profesión, que contribuye con su desarrollo y que le da buen nombre; es un maestro, un mentor, un modelo a seguir.

En nuestro país, uno es "profesional" (en cualquier campo) cuando obtiene un título otorgado por una universidad o un instituto; por haber conseguido ese título, uno está autorizado para ejercer una profesión. Sin embargo, muchos "profesionales", posiblemente sin caer en la cuenta de ello, terminan cayendo en la clasificación de "personas que trabajan en algo, y punto". Una proporción menor de personas, con toda seguridad siendo conscientes de ello porque les ha tomado muchísimo esfuerzo, llegarán a ser calificadas por otros (colegas y público) como auténticos "pro".

Como lo dije al inicio del semestre, y tomando en cuenta algunos sucesos que han ocurrido en clases desde ese momento (algunos de los cuales no han sido agradables), siento que mis compañeros y yo estamos en un momento absolutamente crítico de nuestra formación. Es el momento en el que cada uno de nosotros debe caer en la cuenta de si está yendo por el camino que le llevará a ser un "trabajador" o por aquel que le conducirá a convertirse en un "pro".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada