domingo, junio 21, 2009

¡Adiós, mandil blanco!

El mandil blanco que usan los médicos, particularmente, pero también otros profesionales de la salud, tradicionalmente ha sido visto como un símbolo de su profesión, de su profesionalismo, de su estatus y de su jerarquía. El mandil blanco es ahora visto por muchos como un medio de transmisión de microorganismos y posible mecanismo de contaminación cruzada, por lo que proponen descontinuar su empleo.

En los Estados Unidos de América, American Medical Association (AMA) está reconsiderando el empleo de mandiles blancos y proponiendo que los médicos usen uniformes de mangas cortas, según el artículo AMA weighs whether docs should hang up their white coats, publicado en Wall Street Journal. El artículo menciona que en el Reino Unido está sucediendo algo similar, como lo describe el artículo Death of the doctor's white coat, publicado por la BBC. En Escocia, según la BBC, se propone que todos los trabajadores de la salud empleen atuendos de mangas cortas de colores distintivos, de acuerdo con la labor que cada uno realice.

Yo recuerdo un incidente particular que presencié personalmente, en el que un médico reclamaba a una terapeuta, en un tono muy despreciativo y frente a al menos una docena de personas de diferentes campos de la salud, "¿Por qué usa usted mandil? ¡El mandil es solo para los médicos! ¿Acaso quiere usted subir de jeraquía?". En Ecuador, ¿estarán los médicos dispuestos a abandonar el mandil, un signo de estatus, incluso si se llegara a demostrar que son una fuente de contaminación? Yo me inclino a pensar que sería difícil, y que tomaría bastante tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada