lunes, junio 15, 2009

Responsabilidades de los terapeutas físicos (capítulo de libro)

Anteriormente te dije qué significa para mí que uno sea un "pro". Hoy te doy el enlace a un capítulo de ejemplo de un libro que expone las responsabilidades que tienen los profesionales de la terapia física.

El capítulo (enlace directo al archivo PDF) pertenece al libro Tidy's Physiotherapy(Stuart Porter; 14ta ed., 2008), publicado por Churchill Livingstone (Elsevier). En este capítulo los autores exponen las responsabilidades que tienen los fisioterapeutas del Reino Unido, pero muchos de los puntos son aplicables a los profesionales de mi país, Ecuador, y de otros países de la región. En esta entrada presento algunos de esos puntos, acompañados por mi comentario o por mi comparación con lo que ocurre en mi país:
  • En el Reino Unido, después de completar un programa de estudios es necesario pasar por dos pasos adicionales: primero, el registro en Health Professions Council (HPC) es necesario para poder utilizar el título de "fisioterapeuta"; segundo, la membresía en Chartered Society of Physiotherapy (CSP) le permite a uno utilizar el título de "fisioterapeuta colegiado". En Ecuador, basta graduarse de un programa de estudios en una universidad para ejercer la profesión; pienso que sería necesario implementar una modalidad similar a aquella del Reino Unido, de tal forma que se garantice un nivel mínimo de competencia de todos los profesionales.
  • En el Reino Unido, CSP ensambla un currículo unificado de educación y luego aprueba los programas de estudio que se adhieren a ese currículo. En Ecuador (y probablemente en otros países de nuestra región), los programas de estudio de las diferentes universidades nada tienen que ver entre sí.
  • En el Reino Unido, se busca que la atención que un paciente recibe sea igual en cualquier lugar del país. Esto tiene que ver con el currículo unificado de estudios, con los estándares y regulaciones de HPC y CSP, y con el empleo de estándares y directrices nacionales e internacionales para la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. En Ecuador, el tratamiento realizado por un profesional será, sin duda, diferente al efectuado por el resto de sus colegas, por la ausencia de los elementos mencionados anteriormente.
  • En el Reino Unido, el desarrollo profesional continuo es un componente que se debe efectuar como requisito para el re-registro profesional que se debe realizar cada dos años. En Ecuador no existe este requerimiento; me parece importante que la actualización periódica de los profesionales sea exigida para que puedan conservar su licencia para trabajar.
  • La nueva visión del cuidado de la salud requiere que el paciente sea un "socio activo" en el ciudado de su salud: ahora se habla de "trabajar con", en lugar de "hacerle algo a", el paciente. El paciente tiene la decisión final en cuanto al tratamiento que desea recibir. Para tomar una decisión, el paciente debe ser informado sobre su condición y las alternativas de tratamiento disponibles, y antes de practicar cualquier intervención, es necesario obtener el consentimiento informado del paciente. No he presenciado que eso se haga aquí explícitamente.
  • Es importante que los terapeutas físicos reconozcan su ámbito personal de competencia. En Ecuador, siempre me ha llamado la atención que hay terapeutas físicos que tienen facilidad para saltar, de un momento al siguiente, de la terapia respiratoria a la terapia músculo-esquelética y luego a la terapia neurológica, según la oportunidad lo amerite. Se entiende que cada una de estas es una especialidad en sí misma. Los médicos se especializan en una rama específica y refieren al paciente a otro especialista cuando es necesario. ¿No sería de esperar que los terapeutas físicos hicieran lo mismo? Yo pienso que sí, para procurar que el tratamiento otorgado al público sea siempre efectivo y seguro.
  • Parte de ser profesional involucra que cada uno se someta a una auditoría de su desempeño: el documento menciona la auto-auditoría, la auditoría realizada por los colegas, y la auditoría realizada por las instituciones reguladoras. En Ecuador no se hace nada de esto.
  • Los terapeutas físicos tienen responsabilidad con el público, con el Estado, con sus colegas y con su profesión. Sobre esto último, el documento dice que los profesionales deberían tener la misión de dar prestigio a la profesión en su conjunto, demostrando que de hecho la profesión puede dar un "valor agregado" que justifica su existencia, y el tiempo y dinero que representa un tratamiento de terapia física. En nuestro país, ¿justificamos la existencia de la profesión?
En Ecuador, hay muchas cosas por hacer en la terapia física.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada