domingo, noviembre 01, 2009

¿Qué es la propiocepción?

El término propiocepción es uno de los más "chéveres" y rimbombantes en la terapia física, y por tal motivo es uno que es frecuentemente utilizado en los intercambios entre estudiantes y profesionales. A pesar de que la definición de propiocepción no es clara, se trata de un término tan llamativo que es empleado como un recurso para embellecer instantáneamente la explicación o descripción de cualquier intervención, método o técnica, y de esa forma otorgarle sofisticación.

Personalmente, no entiendo muy bien qué es la propiocepción, y las interpretaciones que he percibido en clases y en las conversaciones son diversas; por ejemplo, he notado que algunas personas equiparan a la propiocepción con el sentido del tacto. Hoy quiero compartir contigo un poco de información que encontré en un libro, con la idea de tener algunas ideas más específicas sobre el tema. En el capítulo Articular Neurophysiology and Sensorimotor Control del libro Scientific Foundations and Principles of Practice in Musculoskeletal Rehabilitation(David Magee, James Zachazewski, William Quillen; 2007), Glenn Williams y Chandramouli Krishnan explican que (página 199):
En la literatura médica contemporánea, el término propiocepción es usado para un amplio rango de parámetros relacionados con la función sensorio-motriz, en lugar de estar reservada para una modalidad sensorial. Debido a este uso amplio, es conveniente definir el término cada vez que sea usado.
Siendo consecuentes con lo que expresan, Williams y Krishnan enseguida intentan delimitar el significado del término (páginas 199 y 201):
Los autores abogan por usar propiocepción exclusivamente cuando uno se refiere a las siguientes sensaciones: (1) la detección de la posición y del movimiento de las articulaciones, (2) la sensación de la fuerza y la contracción, y (3) la sensación de la orientación de los segmentos corporales y del cuerpo en su totalidad.
Luego, Williams y Krishnan hablan sobre la cinestesia (página 201):
La cinestesia es una submodalidad de la propiocepción que es usualmente utilizada para referirse a la sensación del movimiento del cuerpo o de uno de sus segmentos.
A continuación, los autores sugieren no utilizar el término propiocepción en una circunstancia específica (página 201):
Cuando uno se refiera a la retroalimentación somato-sensorial en combinación con las respuestas musculares asociadas, como es típico para la mayoría de tareas funcionales y en la rehabilitación, abogamos por el uso del término control sensorio-motor o control neuromuscular en lugar de propiocepción porque esto es más preciso y consistente con la neurociencia actual.
En cuanto a los receptores involucrados en la propiocepción, Williams y Krishnan luego explican que (página 201):
La fuente primaria de las modalidades propioceptivas ha sido un asunto controversial y continúa siendo un tema de debate. La mayoría de expertos sostienen que los receptores musculares son la fuente predominante de propiocepción.
Luego, los autores manifiestan que los receptores articulares proporcionan cierto grado de retroalimentación propioceptiva, pero que no desempeñan un rol primario en la propiocepción, debido a la escasez relativa de receptores en los ligamentos y a su inactividad en la posición intermedia del rango de movimiento. Asimismo, los autores manifiestan que ahora se conoce que los receptores cutáneos también proveen retroalimentación propioceptiva.

Finalmente, Williams y Krishnan concluyen que (página 201):
La fuente exacta de propiocepción probablemente no sea importante clínicamente. La visión más precisa es considerar a la propiocepción como el resultado de la retroalimentación combinada de receptores musculares, articulares y cutáneos. Cada uno de estos tejidos debe ser considerado cuidadosamente en el proceso de rehabilitación dado que las deficiencias en cualquiera de ellos pueden tener un impacto significativo en la función sensorio-motriz. [...] Los autores creen que intentar minimizar la atrofia muscular es especialmente importante.
Ojalá esto aporte un poco de claridad al tema de la propiocepción. En el futuro hablaré más sobre este asunto, proporcionándote la información que encuentre en otros recursos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada