martes, julio 13, 2010

Mi experiencia con eBooks: Sony Reader Touch Edition

Anteriormente te he contado sobre diferentes modelos de dispositivos lectores de libros electrónicos. Hoy te cuento que en estos días estoy probando personalmente dos modelos diferentes (y que probaré un tercero próximamente), y que ya tengo una idea de primera mano acerca de cómo funcionan, y de sus ventajas y desventajas.

En las últimas semanas, probablemente provocados por la aparición y popularidad del iPad de Apple, los principales fabricantes de dispositivos lectores dedicados han realizado reducciones sustanciales en los precios de sus dispositivos, y ahora es posible conseguir muchos modelos por menos de $200 (USD, antes de los costos de importación). Barnes & Noble, por ejemplo, ahora ofrece el modelo más sencillo de su nook por $149 en Estados Unidos de América, mientras que su modelo más avanzado se vende por $199; Amazon ofrece su Kindle 2por $189; y Sony ha recomendado que sus modelos Pocket Edition y Touch Edition se vendan por $149 y $169, respectivamente (su modelo más completo, Daily Edition, se consigue por $299 con todos los accesorios incluidos).

Si estabas esperando que los precios bajaran para probar este tipo de tecnología, parecería que éste es un buen momento para conseguir un ejemplar de cualquiera de estos modelos. Eso fue precisamente lo que dos personas allegadas y yo hicimos, y en mis manos tengo ahora un Sony Reader Touch Edition y un Amazon Kindle 2, y estoy esperando probar un Sony Reader Daily Edition. Empiezo en esta entrada con la exposición del Sony Reader Touch Edition.

Características que me gustan del Sony Reader Touch Edition:
  • Su pantalla táctil. Dado que se puede controlar el aparato en su mayor parte mediante comandos táctiles directamente en la pantalla, no es necesario un gran número de botones o palancas. Esto se traduce en que el tamaño del Touch Edition es notablemente inferior al tamaño del Kindle 2 (ver la foto al final de esta entrada), el cual tiene botones a la izquierda y derecha de la pantalla, y un teclado en la parte inferior.
  • La lectura en ambientes soleados. Esta es una característica general de este tipo de dispositivos: efectivamente es posible leer en ambientes exteriores, lo que es imposible con computadoras portátiles, iPods, PDAs o teléfonos móviles.
  • Su soporte de Adobe Digital Editions: Como te conté anteriormente, ya empecé a ensamblar mi colección de eBooks, y ya tengo una docena de títulos digitales, todos con DRM (Digital Rights Management, una forma sofisticada de decir que los eBooks están asociados a una cuenta privada del usuario y que éste no puede compartirlos libremente con otras personas, evitando la piratería). Originalmente tenía que leer esos libros en la pantalla de mi portátil, pero ahora puedo hacerlo en el Touch Edition sin problemas.
  • Su apertura para utilizar varios formatos de archivos. Touch Edition acepta también archivos PDF sin DRM, archivos EPUB (con y sin DRM), de Microsoft Word, de texto plano (txt), de texto enriquecido (RTF), entre otros.
  • Capacidad de expansión. Aparte de sus 512MB de memoria interna (380MB disponibles para el usuario), Touch Edition tiene dos ranuras para tarjetas de memoria externa, una para SD Card y otra para Memory Stick Pro Duo, de hasta 16GB cada una. Se me ocurre que una de esas tarjetas se podría cargar con libros, y la otra, con música, para escucharla mediante el reproductor de audio incluido (se necesitan audífonos).
Características que me disgustan del Sony Reader Touch Edition:
  • El contraste de la pantalla: Toda esta gama de productos electrónicos se promocionan como una "experiencia cercana a leer sobre el papel impreso", pero no recuerdo haber leído alguna descripción que especifique de qué tipo de papel se hablaba. Ahora puedo decir que la pantalla del Touch Edition (y seguramente de la mayoría de modelos actuales que usan la misma tecnología) hace que leer de ella sea parecido a leer texto impreso sobre papel periódico: es decir, el fondo de la pantalla tiene un tono grisáceo que no contrasta con el texto negro impreso como lo hace el papel blanco. Aunque modelos con pantallas que no son táctiles (como el Kindle 2) tienen mejor contraste, este aspecto ciertamente debería mejorar, y de hecho ya están apareciendo modelos con pantallas que ofrecen un mayor contraste (como el Kindle DX Graphite), lo que hará que sea más fácil distinguir al texto del fondo de la pantalla.
  • El resplandor de la pantalla: El empleo de la pantalla táctil en Touch Edition, a la vez que reduce el tamaño del dispositivo y hace más sencilla la navegación, introduce un efecto colateral que puede resultar molestoso: la pantalla presenta un reflejo que varía según su orientación en relación con la luz ambiental (natural y artificial) y que obliga al lector a rotar el dispositivo en diferentes direcciones para obtener una visualización con un menor grado de reflejo y una lectura relativamente cómoda.
  • El manejo de algunos archivos PDF: Este es un problema que afecta a todos los dispositivos de pantallas pequeñas. Sony Reader Touch Edition generalmente hace un buen trabajo con los archivos PDF que contienen mayormente texto (como las novelas), con los cuales es posible reestructurar el contenido para que se ajuste al tamaño de la pantalla. Por otro lado, los archivos PDF que tienen dos columnas de texto, tablas o ilustraciones (como los libros técnicos que estoy leyendo) con frecuencia se muestran descuadrados cuando se le solicita al dispositivo reestructurar el contenido: aparecen páginas totalmente en blanco, hay ilustraciones que desaparecen o que sí aparecen pero que lo hacen desligadas del cuerpo del texto que hace referencias a ellas, tablas que aparecen en una sola columna, etc. Es posible ver los archivos PDF en su formato original, pero el texto es tan pequeño que es virtualmente ilegible, incluso en la orientación horizontal de la pantalla.
Finalmente, una foto (de baja calidad, tomada con un teléfono celular) cuyos únicos propósitos son, primero, comparar el tamaño de Touch Edition con el de Kindle 2 y, segundo, demostrar el color del fondo de las pantallas de los dispositivos en comparación con un papel blanco con texto negro impreso (dado que el Kindle es nuevo y no es mío, y que me lo prestaron solo para que lo pruebe, en la foto el aparato conserva la película plástica protectora sobre la pantalla, pero considero que esto no afecta significativamente la comparación en este caso). Las pantallas de los dos dispositivos son de idénticas dimensiones, 6 pulgadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada