domingo, enero 25, 2009

"¿Por qué todo en este blog está en inglés?" (Parte I)

Hoy un lector anónimo me preguntó por qué lo que pongo en este blog siempre está en inglés. Agradezco al lector por su comentario pero a la vez quiero hacer algunas precisiones. Dado que esto podría ser de interés para otros lectores, lo incluyo como una entrada separada, en lugar de hacerlo como un comentario de la entrada anterior.

En este blog he dicho en varias ocasiones por qué pienso que el inglés es importante para los terapeutas físicos. Las entradas a las que me refiero son esta principalmente (con el cuento del cachito), pero también esa y aquella. Hoy resumiré lo que he dicho anteriormente, pero también agregaré otros argumentos.
  • En primer lugar, en este blog sí he suministrado información en español. Cuando un recurso interesante en inglés tiene una versión en español, menciono esa versión en primer lugar; de igual manera, cuando tomo prestado un texto de un libro o de un sitio web en inglés y lo utilizo como una cita o como un argumento para sustentar alguna opinión mía, en prácticamente todas las ocasiones he hecho el esfuerzo de traducir el texto al español. Son los recursos externos los que se encuentran mayormente en inglés.
  • El inglés, nos guste o no, se está convirtiendo en el lenguaje universal en todos los campos, inclusive --y de una forma particular-- en el campo de la ciencia. La información que se genera en los países desarrollados para el consumo global se transmite en inglés, y no únicamente aquella que proviene de Estados Unidos y Canadá, sino también aquella que es emitida desde Europa y Asia.
  • A pesar de nuestra vecindad con los Estados Unidos de Norteamérica y Canadá, los cuales son dos países que son importantes fuentes de información en el campo de la ciencia, la escuela de la Terapia Física que se practica en Latinoamérica es, predominantemente, la escuela francesa-española-argentina; pienso que nos conviene enterarnos también de la filosofía y del conocimiento de nuestros vecinos del norte. Tengamos en mente que la información de la escuela francesa-española-argentina ya nos llega, de forma natural, en las clases, en la práctica diaria y mediante la comunicación con nuestros colegas; por tanto, no nos vendría mal receptar información de otros orígenes y tendencias.
  • Un grandísimo número de libros, sitios web y otros recursos en inglés no tienen equivalentes en español. Navegando por este blog uno puede tener una idea de la cantidad de información única, interesante, útil y novedosa que ha sido publicada en inglés y que, lamentablemente, no está disponible en español. Bastaría dar una ojeada a las entradas de las publicadoras para ver cuántos libros importantes existen en inglés que no han sido traducidos al español, o cuyas versiones en español están atrasadas en una o más ediciones (esto último significa que, sin razón, aprendemos y aplicamos conocimiento desactualizado).
  • Relacionado con estos tres últimos puntos, no me parece ideal que siempre nos constriñamos a leer y estudiar los materiales en español y que dejemos sin explorar el inmenso mundo de información que está disponible en inglés. Ya he mencionado en diversas ocasiones la tremenda diferencia en la cantidad de información que se puede encontrar sobre un tema determinado en inglés, en comparación con la que se encuentra en español.
  • En estas épocas modernas, me asombraría saber que el inglés no se enseñe en las escuelas, colegios y universidades en la misma forma que se imparten las matemáticas y la informática. El inglés, como esas dos materias, es una herramienta que simplemente conviene que sepamos cómo emplear.
Por estos motivos, en este blog me he propuesto --deliberadamente-- mencionar información en inglés, más que reproducir la información en español que los terapeutas de nuestros países estarían inclinados a buscar, consultar y compartir por cuenta propia. He constatado que varias personas han aprovechado la información que he publicado aquí hasta hoy, por lo que continuaré enfatizando que nos conviene aprovechar la infinidad de recursos publicados en inglés. Después de haber dicho todo esto, no obstante procuraré, al mismo tiempo, incluir una cantidad mayor de información en español, acogiendo la sugerencia del lector anónimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada