jueves, septiembre 04, 2008

Eso sí que es una buena práctica

Tres compañeritos y yo fuimos asignados a un sitio de práctica al inicio del semestre pero tuvimos que abandonarlo porque hubo un inconveniente allí. La profesora consiguió reubicarnos en otros sitios de práctica, y hoy una compañerita y yo fuimos por primera vez a un nuevo lugar.

Para ser honesto, yo no me había llevado una buena impresión de los tres sitios anteriores a los que hemos ido (incluyendo aquel en el que tuvimos el problema) y en verdad estaba ansioso por probar algo diferente.

Mi deseo se hizo realidad. La diferencia es tan notable que es casi irreal.

Yo siempre he sido escéptico cuando la gente me ha dicho que "se aprende un montón" en los sitios de práctica. "¿Un montón de qué?", he querido saber. "¿Un montón de las cosas que uno podría hacer con confianza y con seguridad con sus pacientes/clientes, o un montón de cosas que uno nunca debería hacer?" Hasta ahora había sido mucho más de lo segundo que de lo primero.

Lástima que la reubicación sea temporal únicamente y, sin saber en realidad a dónde iremos después, me arriesgo a decir que es muy probable que terminemos en un lugar más "tradicional", por llamarlo de alguna forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada